Fondo de educación: una inversión importante

¿Has escuchado hablar del fondo de educación? Te contamos de que se trata en esta nota.

Aunque tenga hijos chicos, es clave familiarizarse con la idea de crear un fondo de educación.

Existe una premisa básica, la cual dice que todo padre desea lo mejor para sus hijos. Esto pasa en parte por darles la oportunidad de tener la mejor educación tanto escolar como universitaria.

La educación es una de las grandes inversiones que se tienen que hacer a lo largo de la vida de sus hijos. Si planea brindarles educación privada, el pago de ésta representa un alto costo y ocupa gran parte del presupuesto de la familia. Ante esto, planear el futuro de sus hijos desde muy pequeños es decisivo.

Puede ser abrumador hacer la cuenta del costo de la educación de los hijos desde que entran a preescolar hasta la universidad. Hay que evitar las malas prácticas de usar los ahorros para el retiro o aquel fondo extra para emergencias. Aquí le damos algunos consejos para saber como preparar el fondo de educación.

Estimar rango de costos: Conocer los costos actuales de las matrículas, estimar gastos asociados como materiales o instrumentos en caso de ser necesarios. Y determinar gastos de manutención o residencia si los estudios se cursan fuera de nuestra zona o en el exterior.

Determinar el plazo de tiempo que disponemos: si su hijo tiene por ejemplo 2 años de edad, puede estimar que cuenta con 15 años como horizonte de inversión.

Definir la estrategia de inversión: dado el largo plazo que se dispone, estos fondos pueden tolerar mayor riesgo o volatilidad. Deben colocarse en activos con rendimientos que puedan generar rentabilidad por encima de la inflación.

En resumidas cuentas, es importante la creación de un fondo educativo para los estudios universitarios de sus hijos. Cuanto antes pueda iniciarlo, estará garantizando el futuro profesional de sus hijos.