Cómo ahorrar en el cuidado de nuestra mascota

En esta nota te contamos cómo darle lo mejor a tu mascota sin gastar un dineral.

Los consideramos parte de la familia y queremos lo mejor para ellos. Cuidar a nuestras mascotas muchas veces requiere de gastar grandes cantidades de dinero. La comida, los tratamientos veterinarios, el baño, el paseador, los juguetes, entre otras cosas. Lo bueno es que podemos reducir esos gastos sin que su bienestar se vea afectado.

En esta nota te daremos algunos consejos:

Cuidado de su salud: el famoso dicho de “lo barato sale caro” aplica también para estos casos. Por ejemplo, es importante que vacunes a tu perro todos los años. De este modo evitarás futuras enfermedades que podrían desembocar en costosas visitas al veterinario, tratamientos o incluso operaciones quirúrgicas. Los tratamientos antiparasitarios son igualmente importantes para prevenir enfermedades o alergias, sobre todo de la piel.

Alimentación: mantené a tu mascota siempre hidratada con agua fresca y aliméntala adecuadamente. Las raciones tienen que ser justas. Si vas a optar por la comida balanceada o procesada, trata de buscar la opción más económica. Si compras por internet, asegúrate de pedir grandes cantidades para ahorrar en los gastos de envío.

También podes optar por la comida casera, carnes y verduras a cocinar. Respecto a las golosinas, usa verduras como la zanahoria, pan duro (ayuda a limpiar los dientes) o incluso salchichas cortadas en trozos, lo que te permita ahorrar y a la vez darle un gusto a tu mascota.

Juguetes: cuando vamos a la veterinaria nos solemos tentar con los lindos juguetes para nuestras mascotas, la realidad es que no son necesarios. Podes armar vos mismo los juguetes para ellos, botellas vacías con arroz adentro para que tengan sonido, ovillos de lana, muñecos viejos y todo lo que se te ocurra para que ellos se entretengan.

Seguí estos consejos y lograrás reducir gastos sin descuidar el bienestar de tu mascota.